LA GRACIA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEA CON TODOS VOSOTROS.

AMEN.


BENDICIONES!!!

miércoles, 8 de diciembre de 2010

APOCALIPSIS VI UNA PUERTA ABIERTA EN EL CIELO 3



















Apocalipsis 4: 1-6

LA ETERNIDAD ABRE SU PUERTA AL HOMBRE.

Vr. 1, “Después de esto miré y he aquí una puerta abierta en el cielo…”
El “después” hace referencia, al mensaje, que Juan recibiera para las siete iglesias del asia menor. De alguna manera, casi inexplicable, Juan estaba sumído en una experiencia gloriosa e imposible de explicar con palabras humanas.

En este punto, Juan como hombre, estaba libre de toda limitación humana. Su espiritu habia alcanzado cumbres que ni siquiera el hubiera soñado en su imaginacion jamás concebir. Recuerde el 1:10: “Yo estaba EN EL ESPIRITU en el dia del señor,y ”oí” detrás de mí una gran voz como de trompeta.”

Aquí, (4:1) la clave ya no es “oí”, sino MIRÉ. La version Nácar-Colunga dice así: “Después de estas cosas TUVE UNA VISION, y ví una puerta abierta en el cielo, y la voz, aquella primera que había oído como de trompeta, me hablaba y me decía: sube acá y te mostrare las cosas que han de acaecer después de estas”.

Es notable como el Espíritu, fue llevando PROGRESIVAMENTE, a Juan a las revelaciones, que de otra manera, él como ser humano no podria haber soportado. ¿Qué ser humano puede soportar una visión de la misma gloria de Dios? Ya hemos visto que Juan cayó como muerto y tuvo que ser fortalecido por el que le hablaba.

Pero aquí, (4:1) sigue mas interesante la revelación. Aquí el tiempo se detiene para Juan. Ni siquiera los limites geográficos de la isla de patmos que contenian a los enemigos políticos y sociales del imperio, podían ahora limitar la libertad en el espíritu que juan podia experimentar. El habia avanzado por sobre todas esas circunstancias.

Que importante es tomar conciencia, que el sufrimiento por el que pasamos muchas veces, el ayuno, la oración persistente, no son otra cosa QUE LA PREPARACION PARA EL MILAGRO DE DIOS, QUE LLEVARA NUESTRA VIDA A DIMENSIONES SIN LIMITES DE SU AMOR.

Porque es allí, cuando mas fracasados y débiles nos sentimos, QUE LA ETERNIDAD SE HACE PRESENTE. Cuando antes solamente podiamos “escuchar”, ahora tambien podemos “ver”. La vision es clara no es para nada borrosa, seguramente, por que los ojos de Juan, ESTABAN PURIFICADOS POR LAS LAGRIMAS, que en la soledad había derramado por amada iglesia.

Cuando Dios aparta a un hombre del bullicio y aún de la actividad religiosa es por que lo ha llamado para revelarle su misma gloria. ¡QUE PRIVILEGIO! Así sucedió con Jesus en el desierto, de manera que a su regreso la biblia dice “… que VOLVIO EN EL PODER DEL ESPIRITU…” comenzó ministerio. Así pasó con Juan en la soledad de Patmos. La iglesia nunca volveria a ser la misma después de esta gloriosa revelación.

Pero has pensado acaso, que Dios no podría haber comunicado todo esto a la iglesia, ¿sí no contaba con el hombre adecuado – o mejor dícho – totalmente consagrado?

LA ETERNIDAD ESTA MUCHO MAS PRESENTE QUE LO QUE A DIARIO PERCIBIMOS. Siempre hay una puerta de parte de Dios, pero… ¿dónde está el hombre capacitado para entrar y aventurarse en los propósitos de Dios?

Avanzemos ahora, al Vr. 2. Nácar Colunga díce: “Al instante fui arrebatado en espíritu y ví un trono colocado en medio del cielo, y sobre el trono uno sentado”. Y aquí debemos entonces ordenar los tres pasos fundamentales para una verdadera revelacion:

(1)“Miré”, (1:10). (2) “Ví”, (4:1). (3) “Fuí arrebatado”, (4:2).
Y entonces Juan, es arrebatado en espíritu al mismo cielo, donde si miramos con atencion permanecerá hasta el cap.10.

Según los comentaristas aquí comienza la parte profética del libro. Aunque para mí comienza ya desde el verso uno.

Ahora, si queremo entender bien el cuadro general del libro con los elementos que ya contamos ,pongamos atención a lo siguiente: “los intérpretes PRETERISTAS, ven aquí la primera etapa de los eventos que debían suceder dentro de aquella generación. Los intérpretes HISTORICOS, lo consideran el comienzo de las épocas sucesivas del período entero de la historia de la iglesia. A su vez, los intérpretes FUTURISTAS, consideran que el arrebatamiento de la iglesia sucede en el 4:1,y que todo lo que sigue, hasta el cap. 20, trata de un período de siete años en el tiempo del fín. ESTO ES PARA QUE ENTENDAMOS UN EJEMPLO DE INTERPRETACION DE LAS DISTINTAS ESCUELAS.


UNA VISION GLORIOSA: LA PUERTA QUE CONDUCE AL TRONO DE DIOS.

Este traslado glorioso, (arrebatamiento), no ha sido la experiencia de muchos.

Pocos son los que pueden portar estas credenciales divinas. Fué tambien el caso de San Pablo, ver 2a. Cor. 12:2 y s.s. y Vr.7.

Tengamos en cuenta que esta experiencia es un paso mas allá de la visión. Juan vé la puerta abierta en el cielo, sorprendentemente, es arrebatado y entra por esa puerta a la misma eternidad.

Allí tiene el privilegio de contemplar pasmado la existencia celestial, como tambien el anuncio de los acontecimientos futuros que tendrían lugar aquí abajo, en el escenario humano.

Y en los vs.2 y 3 nos describe “un trono establecido en el cielo” ,no exactamente su forma, sino que nos dice “era semejante a piedra de jaspe y de cornalina”,vr.2.

Antes de continuar, tengamos en cuenta otro detalle ilustrativo. Según la concepcion de los antiguos babilonios el cielo era considerado como una bóveda sólida, en la que se abren puertas de acceso, seguramente esta idea es la que describe Juan. Por una de esas puertas entra Juan en el cielo donde habita Dios con su corte celestial.

Tambien notemos que antes de entrar, escucha la misma voz que al comienzo del relato ya sabemos que ésa voz ERA LA DEL MISMO JESUCRISTO.

Volviendo al Vr.2, esta descripcion de la corte de Dios se encuentra llena de grandeza y significación. Dios aparece como el Señor del Universo y de los siglos.

Otro aspecto importante de notar aquí, es que Juan “tiene conciencia de ver solamente figuras de realidades invisibles”, por ello no se atreve como lo hace el profeta Ezequiel – en quien tambien se está inspirando – a decir:

“Y sobre la figura del trono había

una semejanza que parecia de hombre

sentado sobre él.

Y ví apariencia como de bronce

refulgente, como apariencia de fuego

dentro de ella en derredor

desde el aspecto de sus lomos para abajo, ví que parecia

como fuego que tenia resplandor alrededor”.

Así, ante la grandeza de la gloria de Dios y como temeroso judío, Juan no se atreve a presentar esta visión del que está sentado en el trono mediante una descripción antropomórfica de la divinidad.

Recurrirá, mas simplemente, al resplandor de las piedras preciosas y del arco iris, vr.3. Se cree que el Jaspe es traslúcido como el cristal y la cornalina (ó sardónica) debía de ser de color rojizo muy intenso, y el arco iris aparecía con color esmeralda en sus diversos matices.

¡Que cuadro majestuoso!… tal era la representación de Aquél, que al decir de Pablo, “habita en luz inaccesible, y a quién nadie a visto ni puede ver…” 1a. Tim.6:16.

Los relámpagos y truenos del vr.5, denotan la majestad y el poder de Dios.

Cuando Juan escribe, era costumbre de los reyes tener un consejo de ancianos, que les asistían en su gobierno. Y aunque al Rey del cielo y de la tierra, no le hace falta ayuda ni consejo, parece que en la descripción, Juan nos presenta a los 24 ancianos, formando como un senado de honor que rodea al trono de Dios.

Y aquí por cierto entramos en los posibles significados de estos 24 ancianos que podrian ser:

1- Los santos glorificados del Antiguo Testamento.

2- Los 12 patriarcas y los 12 apóstoles, simbolizando al antiguo nuevo testamento.

3- Número simbólico inspirado en las 24 clases sacerdotales que servian en el templo.

Los comentaristas católicos teniendo en cuenta que el pasaje presenta a Dios como el creador, ven en “los 24 ancianos ángeles a quienes Dios a confiado el gobierno de los tiempos.” “Son -díce el P.Allo- como ángeles custodios universales.”

Su posicion, sentados en sus tronos y vestidos de blanco y con una corona de oro sobre sus cabezas, todo eso simboliza su poder y su gran dignidad.Las vestiduras blancas significan el triunfo y la pureza. Las coronas simbolizan su autoridad, la parte, que toman en el gobierno del mundo.

Son ancianos por su gobierno secular. Lo llamativo, “no solo reinan sino que también ejercen oficios sacerdotales en la adoración celestial.”

“Estan a la cabeza de la iglesia celeste, y por eso representan idealmente la humanidad rescatada, cuyas oraciones ofrecen a Dios. Se los verá asociarse sin cesar a los sucesos de la tierra y el progreso del Reino de Dios.” (5:8).

Notemos tambien aquí, que el número de 24, corresponde a las doce horas del dia, sumadas a las doce de la noche.

No solo los 24 ancianos dan realce a la majestad de Dios, tambien se les une la naturaleza con truenos y relámpagos, (vr.5), ilustracion esta muy similar a la Teofania del monte sinaí (Ex .19: 16) , casi como recordando algo que para el ser humano es imposible oír y contemplar.

Por otra parte, simbolizan el poder terrible que tiene Dios y que se manifestará castigando a quienes transgredan su ley. Así como DIOS ES AMOR, (1 Juan 4:8), aquí nos presenta la realidad de que DIOS ES SANTO, y por eso enfatiza su poder. El escritor de Hebreos hablando de la actitud correcta de nuestro corazón,díce:

“Así que, recibiendo nosotros un reino

inconmovible, tengamos gratitud, y

mediante ella sirvamos a Dios agradándole

con temor y reverencia;

Porque NUESTRO DIOS ES FUEGO CONSUMIDOR.”

(Heb.12:28,29).

No hemos recibido verdadera revelación, si no sabemos contemplar con temor reverente la presencia de Dios. TEMOR y REVERENCIA, son dos palabras que parecen ignoradas en la iglesia de nuestro tiempo. El diablo está muy interesado para que tomemos de manera superficial el TEMOR Y LA REVERENCIA.

En alguna manera, esta visión terrible y gloriosa a la vez, quiere enseñarnos que no podemos jugar con la presencia de Díos. Si el sacerdote del antiguo pacto debia ser tan cuidadoso, por temor a caér muerto en el lugar santísimo … ¡Cuánto mas nosotros! … ¡QUE SOMOS TEMPLO DEL ESPIRITU SANTO! Ojalá nuestra actitud de respetuosa reverencia y de amoroso temor, hága que tan sublime huésped, se sienta libre para sacar gloria del altar de nuestro corazón y ofrecerlo al Padre como perfume agradable.

Agrega en el vr.5… “Y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios”. Generalmente, se acepta la idea que son expresiones, para designar la obra completa del Espíritu Santo en sus distintas manifestaciones. Como por ejemplo, refiriendosé a los dones del Espíritu Santo en 1 Corintios 12:4.

Y podría relacionarse con la profecia de Isaías, tocante al MESIAS y al ESPIRITU SEPTIFORME que reposaría sobre El. Is. 11:1y2.

En el vr.6 el profeta vé “como un mar de vidrio semejante al cristal”. Simbolizando de esta manera la tranquilidad sublime del absoluto gobierno de Dios.

Bendiciones.

Isaías 43:1

Isaías 43:1