LA GRACIA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEA CON TODOS VOSOTROS.

AMEN.


BENDICIONES!!!

miércoles, 25 de noviembre de 2009

SANIDAD INTERIOR: ENFERMEDADES DEL ALMA 8


SANIDAD INTERIOR; ENFERMEDADES DEL ALMA 8

V-ENFERMEDADES DEL ALMA.

El significado de la palabra griega “sozo” (salvación) incluye la idea de salud, sanidad e integridad de espíritu, alma y cuerpo.

La enfermedad del alma es un problema comun en la humanidad. La fraseología, “quebrantado de corazón”, es la que mejor describe a los que sufren de algún padecimiento del alma. Este término es usado para describir las heridas internas del alma.

Jesús dijo: “… el Espíritu del Señor está sobre mi por cuanto me ha ungido… me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón (heridos del alma)”. (Lúcas 4:18).

El Salmo 23 nos dice que el buen pastor de nuestras vidas, “restaurará” nuestras almas.

Este es un tema muy importante, ya que cualquier cosa que pueda destruir el alma, de seguro que tambien destruirá el cuerpo.

La enfermedad del alma puede también transmitirse al cuerpo. Un quebranto en las emociones y mente, conducirá a un quebratamiento o deterioro fisiológico (en el cuerpo).

Es vital que nuestras almas sean restauradas.

Como hemos visto, las funciones del alma incluyen nuestra mente, emociones, imaginación y aún nuestra memoria.

Muchos cristianos sufren de las heridas que recibieron en sus almas. Cómo cicatrices sensibles. Retienen muchos recuerdos dolorosos del pasado.

Como resultado, dudan del presente y tienen temor del futuro. Puede que tengan respuestas a sus mentes, pero les es difícil razonar correctamente cuando su corazón está herido.

Este es, tal vez, el punto que mas confusión genera en la vida de los creyentes. Uno de los errores que – por lo general- se comete es pensar que cuando se tiene un encuentro con Jesucristo “Todo” en la vida queda absolutamente en orden, sin embargo, pronto se descubre que no es así, pues hay complejos, actitudes o sentimientos negativos, los cuales persisten aun después de tener algún encuentro con Jesucristo. La experiencia pastoral nos muestra a cristianos de años en la iglesia, aún lideres y pastores que viven un verdadero infierno de temores, traumas y conflictos internos que nunca han solucionado.

Muchos se basan en 2 Cor. 5:17 para sostener este punto de vista. Olvidando que si miramos la Biblia como un todo, y no en textos aislados de su contexto, ella nos enseña que el perdón perfecto de Dios, no infiere que nos libre tambien de las consecuencias. Lo que si la palabra de Dios nos enseña es que en su tan grande misericordia, Dios nos enseña el camino para aprender a sanarnos y ser cada dia mejores personas. Su propósito es que seamos semejantes a Cristo.

Ello implica que la obra de Dios en el creyente es gradual y progresiva. Tal la idea que nos sugiere Pablo en Filipenses 1:6 cuando nos dice: “Aquél que comenzó la buena obra la perfecconará hasta el día de Jesucristo”. Gradualmente el Padre nos lleva a la perfección. En un desarrollo que nunca termina pero que siempre avanza hacia la perfección.

La vida de David y San Pablo, son un ejemplo de personas que habiendo nacido de nuevo, tenian una conflictiva lucha con su naturaleza pecadora. El salmo 51 es un claro ejemplo del daño que hace al alma el pecado. Y tambien como solo el proceso sanador del Espíritu Santo, puede devolvernos la sanidad al alma.

Lo que debemos destacar, es que no tienes que vivir en derrota. O sumido en la desesperación por conflictos que se nos presentan como irreversibles. Dios en su palabra a provisto todos los medios necesarios, para encontrar su medicina y darnos una perfecta liberación.

Te animo a continuar estudiando este tema. En nuestra próxima entrega veremos, o mejor, definiremos que queremos decir por “sanidad interior”. Y comenzaremos a ver algunas causas de “las enfermedades del alma”. ¡Bendiciones!

LIBRO DE VISITAS SHALOM SHALOM

LEER EL LIBRO DE VISITAS

NUESTROS BLOGS HERMANOS

Ir a Cristoadicto
CRISTOADICTO

Escapa Por Tu Vida
ESCAPA POR TU VIDA