LA GRACIA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEA CON TODOS VOSOTROS.

AMEN.


BENDICIONES!!!

miércoles, 25 de noviembre de 2009

COMO ALCANZAR LA BENDICION


COMO ALCANZAR LA BENDICION

CINCO COSAS DE LAS CUALES NOS TENEMOS QUE DESPOJAR PARA OIR LA VOZ DE DIOS Y PARA RECIBIR SU BENDICION:

1- ISAIAS 58:9-121- EL YUGO. - Dominio que algo o alguien tiene sobre ti.

- Dinero.

- Alguna persona.

- Problemas.

- Quehaceres, afanes.

- Malos pensamientos.

- Trabajo, estudios etc.

2- EL DEDO AMENAZADOR. Apocalipsis 12:10

- Satanás, quien te acusa y te desprecia, quiere destruirte.

“Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.” Romanos 8:33

-Hay autoridad en Jesús.

3- EL HABLAR VANIDAD

-Cosas inútiles, inmorales, que no tienen valor.

-Tito 1:10,11 Personas que: hablan y enseñan vanidades.

4- DAR TU PAN AL HAMBRIENTO. (Buenas obras).

- Hebreos 13:16 No nos olvidemos de hacer el bien.- Santiago 3:13 Conducta.

- Tito 1:16 No reprobado en toda buena obra.

5- SANAR EL ALMA AFLIGIDA

- Ministrar, evangelizar, dar lo que uno ha recibido.

- Romanos 15:26,27 Macedonia y Acaya fueron provistos espiritualmente y dieron de sus bienes materiales en reconocimiento.

- I Pedro 4:10,11 Pedro nos dice que debemos dar lo que Dios nos ha dado. (Isaías 50:4)

Despojándonos de estos obstáculos, y dando de lo que hemos recibido, podremos disfrutar plenamente de lo que viene a continuación.

BENDICIONES DE DIOS- “Te pastoreará siempre.”- Acción del pastor: cuidar y guiar a las ovejas a pastos frescos.

- Salmo 81:16 Esto le hubiera ocurrido a Israel si hubiera atendido a la voz de Dios.

- Juan 10:11 Jesús se preocupará de que andes por el buen camino.

- “Saciará tu alma.”

- Si Jesús es tu pastor, tendrás la mejor comida espiritual. Te alimentará con lo mejor.

-“Dará vigor a tus huesos.”

Dos clases de fuerzas para el débil:

1- Isaías 40:29 La fuerza que Dios dá.

2- Nehemías 8:10; II Corintios 12:10 La fuerza que el gozo de Dios da.

“Serás como huerto de riego.”- Cantares 5:16

Dos vientos que soplan en el jardín de nuestras vidas.

- Salmo 32:4 El verdor de David se secó por su angustia.

“Serás como manantial de aguas.”- Juan 7:37,38

Lleno del Espíritu Santo.

- Isaías 59:21 No faltarán palabras a tu boca. (Isaías 50:4).

“Los tuyos…” Aquellos a los cuales has ministrado.

- Restauración de vidas.

- Edificarán nuevas moradas para que habite el Espíritu Santo.

“Reparador de portillos.”

- Arreglaras las puertas por donde el enemigo se puede colar.

“Restaurador.”

- Junto a la ayuda del Espíritu Santo ordenarás el cuarto interior de la persona herida.

Cuando repasamos todas estas bendiciones, que no merecemos, pero que sin embargo el Padre nos las regala como parte de nuestra herencia en el presente, nos preguntamos ¿exíste acaso una vida mas plena que ésta? Sabemos que no. Cuando el cristiano llega a ser un adorador en el espíritu, rompe la limitación del “no se puede”, para entrar al mundo sobrenatural de las posibilidades divinas. La dimensión del “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”

Oración: “Señor, ayúdame a ser un adorador que rompa las limitaciones de la decidia. Dame un corazón como el de tu siervo David. Ayúdame a tener claro el propósito de la vida en Cristo. “Sólo una cosa le he pedido al Señor; y esta buscaré; que esté yo en la casa de Jehová todos los dias de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová y para inquirir en su templo.” (Salmo 27:4) Tú éres la gloria de mi vida. Tú éres mi sabiduria y mi éxito. Porque Tú éres lo mejor. Amén.”

Isaías 43:1

Isaías 43:1